Orígenes salesianos

Los orígenes salesianos de Fundación La Semilla se remontan a los inicios de nuestra institución, entre los años 1995 y 1997, cuando Carmen García pertenecía a las Damas Salesianas, agrupación que inspiró a esta empresaria para crear La Semilla, siempre con la intención de trabajar con grupos vulnerables de personas. Para ello, en un principio se sumó un grupo de voluntariado que estudió la vida y obra de Don Bosco (en la imagen), para aplicar sus valores y fundamentos a la labor de la -en ese entonces- emergente fundación.